¿Qué es el Power Walking? ¿Por qué no es lo mismo que andar?

Podríamos definirlo como una alternativa aeróbica al running basada en caminar a
distintas intensidades, siendo una actividad sumamente dinámica y efectiva para
practicar deporte y mantenerse en forma.
Andar es una base muy importante de la que se compone el Power Walking pero es
más complejo que simplemente “echar a andar un rato y ya”. Aquí es donde entran
en juego otros factores como el ritmo en que caminamos, la respiración, la postura,
cambios de ritmo, intervalos de trabajo, etc… que hacen de esta actividad algo más
complejo que un simple paseo.

¿Cuál es la intensidad adecuada? ¿Cómo saber que estamos andando a un ritmo
adecuado?

El ritmo adecuado para este tipo de sesiones está alrededor de 9 min/km en sesiones
de entre 45-60 minutos para que la sesión sea efectiva y en los que no dejaremos de
caminar.
Un truco muy efectivo para controlar que el ritmo sea constante es ir acompañado de
un mp3 y coordinar la pisada con los graves de la canción.

¿Qué beneficios reporta? ¿Para qué tipo de personas es aconsejable?

La práctica de esta actividad reporta numerosos beneficios como por ejemplo que es
una actividad que puede realizar todo el mundo independientemente de su
condición física y edad, de modo que está orientado prácticamente a cualquier tipo
de persona.
Numerosos beneficios para el sistema respiratorio y cardiovascular además de tonificar
el tren inferior en gemelos y glúteos sobre todo pero también cuádriceps y la zona
abdominal.
Actúa como un fantástico quema grasas natural ya que se trabaja por encima del
pulso basal o en reposo pero por debajo de pulsaciones de entrenamientos como el
running más próxima a pulso anaeróbico.
Resulta también perfecto para coordinación y motricidad del tren superior con el
inferior.

La postura es clave para practicar este ejercicio ¿Podrías darnos las pautas para
practicar Power Walking de forma correcta?

Lo cierto es que en cualquier disciplina deportiva la postura es un factor muy
importante para el desarrollo de la misma y para prevenir vicios que puedan desencadenar
en lesiones. No se trata sólo de caminar ya que todos caminamos en nuestro día a día
pero no todos sabemos caminar de forma adecuada y correcta.
Los puntos básicos a tener en cuanta serían:
En el tren inferior debe tener una perfecta alineación del eje tobillo-rodilla-cadera.
Qué el tren superior esté en la vertical, con los hombros semi-relajados manteniendo
pecho y cabeza hacia arriba y procurando tener el abdomen activado siempre en la
medida de lo posible.
Procurar evitar ir mirando al suelo de forma exagerada puesto que esto repercute
de forma negativa directamente en las cervicales; así que “vista al frente”.

Con respecto a la equipación ¿Necesitamos unas zapatillas de runing o deben de ser
diferentes?

Elegir un calzado adecuado es parte fundamental para la práctica de casi cualquier
actividad deportiva. En nuestro caso no lo es menos puesto que en esta actividad el
calzado nos va a transmitir de forma directa a modo de “micro impacto” el contacto
del pavimento con nuestro cuerpo.
Es más que recomendable que nuestro calzado sea de running y que se adquiera en
sitios especializados para esa disciplina. En ellos siempre hay que buscar que se nos
asesore sobre nuestro tipo de pisada (pronador/neutro/supinador) y elegir el más
adecuado con respecto a este factor así como nuestra estatura y peso.

Compara el running con el power walking ¿Qué ventajas e inconvenientes tienen uno
frente al otro?

La primera ventaja del Power Walking con respecto al running reside en que es una
actividad que puede realizar prácticamente todo el mundo de forma habitual
independientemente de su condición física y edad. Esto no ocurre en el running que
siempre conlleva una exigencia física mucho mayor, por lo que no es apta para cierto
tipo de personas.
Otra ventaja del Power Walking con respecto al runing es que su técnica a la hora de
practicarlo es más sencilla y rápida de aprender que la técnica de carrera. No nos
olvidemos que la base del Power Walking es andar y es algo que hacemos
habitualmente para desplazarnos casi a cualquier sitio.
Es interesante resaltar que al practicar el Power Walking reducimos considerablemente
las lesiones de tipo impacto con el suelo que hacemos en cada pisada en
comparación al running, preservando y protegiendo nuestras articulaciones en el tren
inferior (tobillo, rodilla y cadera) así como la zona lumbar.
Otra ventaja con respecto al Running es que las sesiones son menos intensas ya que
estaremos trabajando entre el 60 – 75% de nuestra frecuencia cardiaca máxima.
Cuando corremos las pulsaciones suelen ser mayores y más descontroladas y hacen
que la fatiga aparezca antes.
Podríamos decir también, para diferenciar ambas, que el Power Walking está más
orientado al bienestar, corrección postural y recuperación perdiendo un poco la parte
motivacional de alcanzar y superar retos; mientras que el running tiene un fondo más
deportivo y competitivo que favorece más a este tipo de cuestiones psicológicas a
veces clave para motivarnos a la hora de practicar cualquier actividad.

En cuanto a las calorías ¿Se queman las mismas calorías que con el runing?

Para hacernos una idea de calorías consumidas hay que tener en cuenta que una
persona que anda una hora sin parar a ritmo normal está quemando e torno a las 250-
270 calorías.
En la misma proporción de tiempo en una sesión de 60 minutos de Power Walking el
gasto calórico sería de entre 400-450 calorías.
En la misma sesión de tiempo practicando Running a un ritmo normal el gasto calórico
se incrementa hasta las 650-750calorías. Auque como comentamos antes no todo tipo
de personas aguantan sin parar una sesión durante ese tiempo.

¿Con qué frecuencia aconsejas practicar el Power Walking y durante cuanto tiempo
para que sea efectivo?

Una de las cosas buenas que tiene el Power Walking reside en que es totalmente
personalizable en función de cada individuo. Una rutina de 3-4 sesiones por semana
de entre 45-60 minutos/sesión sería adecuado y eficiente además de totalmente
compatible con cualquier actividad física complementaria que quisiéramos hacer.

Pedro Medina Entrenador Club Corredores
pedro@clubcorredores.com